www.carnavalcartagena.com

CHIRIGOTA DE BENIAJAN
LOS YOGURES GRIEGOS

Desde la murciana pedanía de Beniaján nos llega esta Chirigota, este año bajo el apelativo de "Los Yogures Griegos", que en este Carnaval 2010, están de doble celebración, por su décimo aniversario como agrupación y por tener en sus filas a su contralto y contraancho Martín Bueno, D. Carnal 2010 en Cartagena.

Desde sus comienzos con "Los Piratas Naboleones", allá por el año 2001, a los que siguieron "La Milana Bonita" (2002), un homenaje al genial actor aguileño, hoy fallecido, Paco Rabal, "Con alpargates y a lo loco" (2003, primera aparición en el concurso de Cartagena), "Los hijos de la Pepita" (2004), "De mamas an de papas" (2005), "Otra vez me falta uno" (2006), "Vaya par de gemelos" (2007), "Estoy hecho un figura" (2008) y "Una chirigota de Cadi" (2009), nos llegan este año estas estatuas griegas que, a buen seguro, a más de uno dejarán de piedra con su compás y su son.

Los yogures comenzaron su andadura carnavalera el 21 de enero, y terminarán sobre el 15 de marzo, en cuyo tiempo harán en torno a las 40 actuaciones. Aunque seguro que vendrán más actuaciones a lo largo del año, como ya ha ocurrido en 2009. Su primera gran cita tuvo lugar el pasado 26 de enero, con su participación en el COAC (Concurso de Agrupaciones de Carnaval) en el Gran Teatro Falla de Cádiz. La Chirigota de Beniaján ha repetido por segundo año consecutivo, después del buen sabor de boca que el año pasado dejó en tierras gaditanas. Este año regresan tras haber cosechado muy buenas críticas de la prensa y público entendido gaditano y sobre todo, con la satisfacción del deber cumplido y la recompensa al esfuerzo de meses tras haber mejorado la calificación obtenida por el jurado del COAC el año anterior.

Para este Carnaval 2010, nos llegan estos "Yogures Griegos", con la autoría de música de Eugenio Martínez Cheza "Geni" gaditano de pro, con múltiples premios en el concurso del Falla, y la letra y dirección, de Javier Sánchez como ya es habitual.

Nos comentan que vienen dispuestos a que su cremosidad ablande los corazones abatidos por la crisis reinante y con ganas de liarla muy gorda tanto aquí en el Teatro como en la calle.

¡Sin más dilación.os invitamos a una ración de yogur griego!